Traductor

dimarts, 10 de gener de 2017

Aquella parábola





Aquella parábola

Ayer noche dia 26 de Septiembre de 1950 en una magna velada artística «Galas del Film» presentó «Aquella Parábola », film premiado en el XIII Concurso Nacional de Cinema Amateur, que debe su realidad al guión confeccionado por los Sres. Sánchez y Montalat basado en la interpretación libre de la parábola del Hijo Pródigo.
La primera nota destacada y comentario general del público asistente, fué la respetable distancia que ya separa esta producción de la última que habiamos visto de «Galas del Film». Ha mejorado notablemente la dirección llevada a cabo por J. Montalat que sin poder afirmar que haya alcanzado una veteranía,al menos sé nota ya sus días de experiencia y de preocupación por resolver los difíciles problemas del film. Pero lo que mayor realce ha dado a «Aquella Parábola» ha sido la cámara de Don Narcis Sans, de Girona, que solucionó "a pesar de la poca transparencia del celuloide " los efectos de luz. Buenos exteriores con celajes bien escogidos; más aún resolvieron los interiores que presentaban"por su mayor atrevimiento" mayor dificultad.

La interpretación fué realizada sin pensar que «hacían teatro» Es el primer peldaño que hay que superar así como la natural desenvoltura.
Sobresalieron D. Sánchez y José Montalat, con Luis Vega, Antonio Soler,Toni Montal, Joan Minobis, con la colaboracion de Antonia Campmany.

¿Qué hubo algunas lagunas dos o tres interiores deficientes, cierto infantilismo algo de afectismo en la interpretación? ¿Cómo no iba a suceder? Pero hacer una crítica sólo pensando en los pequeños inconvenientes,no es nuestro ánimo.Poco importa errar en lo menos si se acertó en lo principal. «Galas del Film» merece nuestro aplauso y hacemos votos para su ascenso rápido.

Como fin de fiesta completó el programa un formidable ¡¡¡Golpe de Gong!!! a base de los más destacados finalistas del último concurso artístico. Como era de esperar, merecieron el aplauso cálido y prolongado del público por su actuación brillante.
Cerró la velada la delicada actuación de la Srta. Maria Rosa Barbany, soprano solista del «Orfeó Català», quien nos deleitó con un escogido recital dé canciones catalanas.
Por su justa interpretación, como por su atractiva modulación
y fácil decir, el selecto público le tributó una gran ovacion.

L'Empordà